No estás solo: La fuerza de Haven Hills

Siempre recuerda: la violencia doméstica se muestra en cualquier relación como un patrón de conducta que se utiliza para obtener o mantener el poder y el control sobre una pareja íntima.

El abuso es una acción física, sexual, emocional, económica o psicológica que se usa para influenciar a otra persona. En una relación abusiva, una pareja íntima usa violencia física, sexual, emocional u otra violencia para tratar de ganar y mantener poder y control sobre la otra pareja.

Todo ser humano tiene derecho a sentirse seguro, vivir cada día y descansar cada noche, libre de acciones violentas y amenazas intimidantes.

Todo corazón humano puede admitir qué es el amor y qué no lo es el amor. El amor no es abuso. La violencia doméstica no es aceptable en ninguna relación.

LA VIOLENCIA DOMÉSTICA LE PUEDE SUCEDER A CUALQUIERA.

Parejas casadas. Personas que viven juntas o que están saliendo. Adolescentes. Estudiantes universitarios. Recién casados. “Parejas de poder” bendecidas con riqueza y fama. Hombres y mujeres que trabajan para salir de la pobreza. Parejas LGBTI. Gente con discapacidades. Personas de la tercera edad. Cualquiera.

LA VIOLENCIA DOMÉSTICA AFECTA A TODOS.

Todos tenemos que entender la violencia doméstica. Aprenda a reconocer las señales de la violencia doméstica que suceden en su propia vida, o en las vidas de amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo. Cualquier persona que conozca.